You are visiting a website that is not intended for your region

The page or information you have requested is intended for an audience outside the United States. By continuing to browse you confirm that you are a non-US resident requesting access to this page or information. Switch to the US site. 

This website uses cookies

By continuing to use this website you consent to using cookies. For more information about cookies and how we use them, please see our Privacy Policy.

Solución de movilidad temprana

Mover a pacientes en estado crítico dentro del complicado y a menudo abarrotado entorno de la UCI puede suponer un desafío importante para el personal. A menudo, tener acceso a equipos, procesos y conocimientos adecuados es necesario para ayudar a poner en marcha programas de rehabilitación y movilidad tempranas en la UCI. Nuestro objetivo es garantizar que cada paciente pueda moverse con un nivel de funcionamiento seguro y óptimo todos los días.

Movilización en la cama:
cuando la movilización fuera de la cama está contraindicada o las opciones son limitadas, existen métodos para ayudar a la rehabilitación y recuperación de los pacientes postrados en la cama.

Traslado del paciente fuera de la cama:
cuando se requieren transferencias laterales y traslados sentados fuera de la cama, hay varias opciones de equipos de movilización de pacientes disponibles para ayudar al cuidador. 

Movilización fuera de la cama:
tanto si el paciente recibe ventilación como si no la recibe, el proceso de sentarlo en el borde de la cama es una parte importante de su evaluación temprana y la consiguiente realización de un programa de rehabilitación o plan de asiento estructurados.

Cuando sentar al paciente en el borde de la cama resulta demasiado complicado:
el proceso de sentar a un paciente en el borde de la cama a veces puede ser una tarea complicada, especialmente con pacientes obesos, con estímulos reducidos o con una grave debilidad adquirida en la UCI, donde se requieren cuatro o incluso cinco personas para trasladar al paciente hasta el borde de la cama. Por otro lado, factores como una vía respiratoria mal tolerada, varios accesorios (incluidas la líneas femorales posicionales), una dosis baja de apoyo inotrópico o una hipotensión postural pueden suponer un problema para la seguridad durante el proceso de mover a un paciente para sentarlo en el borde de la cama.

Posición erguida pasiva:
la posición erguida de Sara Combilizer puede utilizarse en pacientes con una escala de coma de Glasgow (GCS) baja, una hipotensión postural o que estén listos para iniciar una rehabilitación más activa. Proporciona un método excelente para aumentar la estimulación al tiempo que ayuda a soportar el propio peso a través de las extremidades inferiores, lo que evita que se produzcan contracturas en las articulaciones y aumenta la fuerza de dichas extremidades. Las correas para soportar las rodillas y el torso hacen que esta posición sea muy estable. Además, la almohada y las correas para la cabeza, recomendadas para pacientes con una GCS, sirven para mantener una postura más apoyada.

Posición erguida activa:
cuando el paciente es capaz de mantener su equilibrio sentado con un apoyo mínimo y de mover sus piernas en contra de la gravedad, está listo para intentar ponerse en pie.

Deambulación:
cuando se haya elaborado un plan de asiento establecido, sentando a los pacientes todos los días y preferiblemente varias veces, es posible lograr un progreso y que el residente sea capaz de realizar ejercicios más activos, permanecer de pie o deambular.