You are visiting a website that is not intended for your region

The page or information you have requested is intended for an audience outside the United States. By continuing to browse you confirm that you are a non-US resident requesting access to this page or information. Switch to the US site. 

This website uses cookies

By continuing to use this website you consent to using cookies. For more information about cookies and how we use them, please see our Privacy Policy.

Disinfection full bleed.JPG

Planificación de la sala de desinfección

Planificación de la sala de desinfección

Es indispensable que todos los centros autorizados de atención a mayores u hospitales dispongan de una sala de objetos sucios (o sala de desinfección). Reducir el riesgo de infección puede suponer un importante ahorro en los costes para cualquier centro sanitario u hospital.

 

Planificar una sala de objetos sucios

Hay cuatro puntos fundamentales para mantener una buena rutina de higiene:

1. Área para materiales sucios

Se trata de una zona destinada a los materiales sucios, separada de las zonas limpias, que actúa como punto de recogida de dichos productos. Puede contar con una tabla de descarga de acero inoxidable.

2. Fregadero para lavar las manos

Lo más importante en la sala de objetos sucios es un fregadero bien organizado para lavar las manos: los materiales limpios y desinfectados nunca deben tocarse con las manos sucias.  El fregadero debe tener un acceso fácil, cerca de la entrada, y debe estar equipado con un grifo que se pueda accionar con el brazo o el codo. Además, debe incluir accesorios como dispensadores de jabón líquido, toallas de papel desechables y una papelera.

3. Lavadora desinfectadora 

Los recipientes sucios, como las cuñas y sus tapas, los frascos de orina y los cubos de inodoro portátiles, se colocan en la lavadora desinfectadora, que los vaciará, limpiará y desinfectará fácilmente. La norma básica de higiene es que todos los objetos que han estado en contacto con fluidos o secreciones corporales deben volver a procesarse (limpiarse y desinfectarse) tan pronto como sea posible y deben trasladarse a una zona de almacenamiento limpia.

Existen tres modelos de lavadora desinfectadora: independiente, para proporcionar la altura de carga adecuada; montada en la pared, para facilitar la limpieza del suelo, y colocada debajo de una mesa, para liberar espacio de trabajo.

4. Área de almacenamiento de objetos limpios

Los objetos desinfectados que no se vayan a utilizar inmediatamente deben mantenerse alejados de superficies o productos sucios. Los armarios o bastidores son un buen lugar de almacenamiento; de hecho, un armario montado sobre la lavadora desinfectadora es una alternativa para ahorrar espacio. En la sala de objetos sucios, también debe haber un armario o una vitrina con cerradura para almacenar los productos químicos o desinfectantes, así como un carro de dos bolsas para la ropa de cama sucia y los residuos.  Además, si se utilizan cuñas de acero inoxidable, se recomienda tener disponible un armario de almacenamiento caldeado.

 

Manos limpias para manipular objetos limpios

  • En los entornos sanitarios, los microorganismos completamente inocuos para personas sanas pueden causar graves infecciones en individuos con una inmunidad reducida.
  • Las bacterias, los virus y los hongos se encuentran en todas partes y pueden transmitirse de un individuo a otro a través de objetos que no se limpian o manipulan adecuadamente.
  • Una sala de objetos sucios bien diseñada es la clave para prevenir la propagación de infecciones.
  • Los materiales limpios y desinfectados no deben tocarse ni manejarse nunca con las manos sucias.
  • Si se tocan con las manos sucias, los objetos limpios vuelven a contaminarse y se incrementa el riesgo de propagación de infecciones.
  • Así pues, las manos deben desinfectarse siempre antes de tocar materiales limpios y desinfectados.

 «Manos limpias para manipular objetos limpios» es la regla dominante para todos los procedimientos de trabajo en la sala de objetos sucios.