You are visiting a website that is not intended for your region

The page or information you have requested is intended for an audience outside the United States. By continuing to browse you confirm that you are a non-US resident requesting access to this page or information. Switch to the US site. 

This website uses cookies

By continuing to use this website you consent to using cookies. For more information about cookies and how we use them, please see our Privacy Policy.

iStock-547513542-RGB_2135x600.jpg

Seguir adelante con dignidad

Minimizar los momentos de tensión con una asistencia centrada en la persona

La asistencia a personas con demencia es delicada y complicada, está llena de matices y desafíos. Somos conscientes de que no viene impulsada por un ánimo de curación. Es una asistencia cimentada en la idea básica de que tras cada desafío hay una persona única con una necesidad física o emocional pendiente que requiere comprensión y ayuda.

Los comportamientos sensibles son una de las consecuencias más angustiantes y desafiantes de la enfermedad. Estos comportamientos incluyen, por lo general, apatía, depresión, irritabilidad, agitación o ansiedad. La presión en el entorno asistencial y en los cuidadores individuales para mitigar los episodios de comportamiento sensible, así como los momentos de tensión que estos generan, puede ser considerable. A la hora de atender a alguien que padece demencia, creemos que lo único que puede mantener la calidad de vida, minimizar los episodios de comportamiento sensible y aumentar la eficiencia es un enfoque centrado en la persona.

 

 

 

Fomentar una asistencia centrada en la persona

Sentar las bases de un apoyo que le permita concentrarse en un enfoque asistencial centrado en la persona es fundamental para mejorar la calidad de vida de una persona que sufre demencia. Los principios de una asistencia centrada en la persona reivindican el valor humano de las personas que padecen demencia. Se trata de un enfoque que reconoce la individualidad del residente, su personalidad y la forma en que sus experiencias vitales influyen en su respuesta ante la enfermedad. Además, hace hincapié en la importancia de las relaciones y las interacciones con otras personas. La asistencia centrada en la persona se reconoce internacionalmente como un modelo de buenas prácticas asistenciales para personas que sufren demencia² y está recomendada en guías internacionales sobre políticas y prácticas.

 

Referencias

1. Sloane, P. D., Hoeffer, B., Mitchell, C. M. et al. Effect of person-centered showering and the towel bath on bathing-associated aggression, agitation, and discomfort in nursing home residents with dementia: a randomized, controlled trial. Journal of the American Geriatrics Society. Nov. 2004; 52 (11): 1795-804.

2. Sam Fazio, Douglas Pace, Janice Flinner y Beth Kallmyer. The Fundamentals of Person-Centered Care for Individuals With Dementia. The Gerontologist. Volumen 58; supl. 1, febrero 2018: S10–S19,

3. Sam Fazio, Douglas Pace, Katie Maslow, Sheryl Zimmerman y Beth Kallmyer. Alzheimer’s Association Dementia Care Practice Recommendations. The Gerontologist. Volumen 58; supl. 1, febrero 2018: S1–S9

El enfoque de Arjo

Descargue el folleto sobre soluciones para personas con demencia